Cogiendome a mi comadre en Magdalena Zahuatlán

437
Share
Copy the link

Los dos gritamos de placer y derramo toda mi leche en su cara. Cogiendome a mi comadre en Magdalena Zahuatlán.Se le ven maneras a la pendeja y se abre de piernas para que la penetren. Se lo pasan chido las dos pasándose una pelota. Se la mama bien rico la buena herramienta del wey que esta sin pelo para que no se lleve ningÚn bello pÚbico a la boca. Salgo mucho de fiesta con ella y una de las noches donde volvíamos a casa después de tumbarnos al menos diez chelas ya estábamos los dos un poco mareado y borrachos.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.