Cogiendome a una edecan en Galeana

507
Share
Copy the link

Es una morra de revista y su boca me hace llegar al cielo cuando su garganta choca con la cabeza de mi verga. Cogiendome a una edecan en Galeana.No tarda en bajarle los pantalones y empezar a calentar al joven, viendo como cada vez le crece mas la polla y así empieza con la mamada. Ella tiene una rica panocha y mis dedos dan cuenta de ello antes de meterle lo que tengo entre las piernas. Hoy la he pillado en la cocina comiéndose unas golosinas que le prohibí que se las comiera. Mi señora esposa tiene una panocha como la almeja de los mares y la neta cuando la tengo desnuda y a cuatro patas me gusta frotar esa abertura tan chingona que tiene entre las piernas.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.