Cojiendo con la niñera en La Paz

143
Share
Copy the link

El pendejito me deja bien satisfecha. Cojiendo con la niñera en La Paz.Le gusta tocarse, sentir el sudor de su cuerpo y se pone bien cachonda. Su pequeño y delicioso cuerpo se da placer a si mismo de las maneras más pinches raras. Me gusta un chingo comerle la verga y después de que me palpara con pinches ganas mi pucha a través de los pantalones tengo que comerme esa salchicha tan suculenta que tiene guardada solo para mi disfrute personal. Yo me quedo quieto esperando la chupada que es de lo más caliente. Me pone tan caliente que acabo eyaculando toda mi carga en sus pecho.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.