Me coji ami comadre en Tanquián De Escobedo

127
Share
Copy the link

Tiene unos pechos grandes que hacen realidad todos mis deseos y se los estrujo mientras que yo también le cómo su panocha sin un solo pelo. Me coji ami comadre en Tanquián De Escobedo.Platicamos un poco y me enteré que la pendeja vivía cerca del bar y solía venir siempre para desconectar del trabajo. Madurita gordota que se pasa la noche con un hombre en una habitación de hotel lejos de donde residen para que nadie pueda verlos. Me pone bien cachonda lavarme la panocha y mientras tanto tengo a un pinche wey caliente esperando para ser cojido. Sus manos me agarran fuerte la pinga y sus labios al rozarme la verga me muero de gusto.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.