Mi esposa en ligueros en Buenaventura

114
Share
Copy the link

Esta vieja sabe cómo darse cachetadas en sus pechos para que todo hombre no aparte la vista de semejante espectáculo. Mi esposa en ligueros en Buenaventura.Esta vieja sabe cómo darse cachetadas en sus pechos para que todo hombre no aparte la vista de semejante espectáculo. Para despertarlo la morra se mete la verga del wey y se la chupa hasta lo más profundo de su boca. A la chava le vuelven loca los buenos penes y si le damos dinero la panocha se le vuelve bien hÚmeda como a una puta. Lo que ella no espera es la brutalidad con la que este comenzara a follarla, haciendo que con los cachetazos que le da en el culo este acabe poniéndose rojo y cada vez se lo haga mas duro.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.